El Manifesto Mundano es una proclama escrita en 2004 por el escritor Geoff Ryman y otros que ha sido comparado con el movimiento Dogme 95. “Mundana” vendría a ser la ciencia ficción que se rehúsa a emplear argumentos que considera fantásticos, escapistas o improbables. Resumido, el Manifiesto advierte:

  • Que el viaje interestelar es improbable y las formas de viaje más rápido que la luz son fantasías.
  • Que también es improbable que el universo abunde en mundos tan aptos para la vida como la Tierra.
  • Que no hay evidencia alguna de inteligencia en el resto del universo.
  • Que el comercio, la colonización, la guerra, las federaciones, etc. a nivel interestelar son muy improbables.
  • Que comunicarnos con alienígenas sería muy difícil debido a los tiempos requeridos y a las diferencias inimaginables entre nosotros y ellos.
  • Que es sumamente improbable que existan universos alternativos.
  • Que nuestro futuro más probable es en este planeta y este sistema solar.

A continuación el Manifiesto señala candidatos a la “hoguera de las estupideces”, donde incluyen (por ejemplo) a “alienígenas, especialmente los que actúan como japoneses feudales, indios americanos, budistas tibetanos o nazis o que se comportan y se ven iguales que los seres humanos salvo por algo de látex”.

Finalmente prometen escribir historias siguiendo estas reglas:

  • Nada de viaje interestelar: viajar queda limitado al sistema solar y es difícil, toma tiempo y es caro.
  • Nada de alienígenas a menos que la conexión sea distante, difícil, tenue y cara, y que ellos tampoco tengan viaje interestelar.
  • Ni marcianos ni venusinos, etc.
  • Nada de universos paralelos.
  • Nada de magia o elementos sobrenaturales.
  • Nada de viajes en el tiempo ni teletransportación.

Esta curiosa proclama me sorprendió, en cierta medida, porque sin conocerla mis gustos en ciencia ficción se han venido orientando hacia lo “mundano” de manera consistente en los últimos tiempos. Yo mismo no sólo vengo escribiendo ficción (aproximadamente) “mundana” sino que me impuse ciertos criterios muy similares a los del Manifiesto. Cierto es que el fondo ideológico no es el mismo: Ryman plantea que hay que escribir sobre lo inmediato que nos concierne urgentemente y evitar el escapismo; a mí me gusta escribir sobre planetas remotos y asuntos del futuro lejanísimo de la especie. A nivel técnico, sin embargo, las coincidencias son casi totales. En mis historias no hay naves más rápidas que la luz ni extraterrestres inteligentes. El espacio es hostil. Vivir en cualquier lugar que no sea la Tierra es difícil. La tecnología nos cambia pero no nos transforma en dioses. No podemos escapar de la causalidad.

Los buenos escritores se guían por su propia sensibilidad y no por limitaciones externas. El Manifiesto Mundano puede tomarse como un desafío autoasumido o un llamado de atención. La mayor parte de la ciencia ficción a la que actualmente está expuesto el público tiene apenas ciencia y bastante mala fantasía (entendiéndose por esto último a una fantasía inconsistente que rompe sus propias reglas). Lo mundano vende menos, no sólo por su falta de acción frenética y de alienígenas amenazantes sino también porque puede ser incómodamente cercano a la realidad.


 

Para leer más:

Anuncios

6 comentarios en “El Manifesto Mundano

  1. En realidad, hay obras muy buenas con todos esos elementos, con ciencia bastante “dura” que toma una premisa contraria a estos postulados y la desarrolla muy bien, de manera consistente con la ciencia que tenemos. O sea, cualquier cosa que escriba Greg Egan es ciencia ficción dura, y sin embargo no es mundana.

    Me gusta

    1. Por supuesto que hay obras muy buenas que no son mundanas. La ciencia ficción dura y la mundana no son lo mismo, aunque puedan coincidir en muchas cosas. En lo personal creo que descartar totalmente la navegación interestelar y la existencia de inteligencia extraterrestre es exagerado, pero el Manifiesto no tiene el objetivo de prohibirle nada a nadie.

      Me gusta

  2. Ninguna de estas condiciones elimina la acción frenética. Hay muchas obras con acción frenética que ocurren en el mundo actual, o en el pasado. Y hay todo tipo de amenazas imaginables que no son alienígenas. Se puede hacer mucha, buena y divertida ciencia ficción totalmente mundana.

    Me gusta

    1. Tenés razón; me expresé mal creyendo ser entendido. Por “acción frenética” quiero decir la clase de acción exagerada, poco realista, espectacularmente coreografiada que caracteriza a cierto género de películas (y su contraparte literario). En cuanto a las amenazas, señalo específicamente las amenazas alienígenas porque son las “no mundanas”. ¿Di la impresión de que no estoy de acuerdo con la ciencia ficción mundana? En este otro artículo menciono tres ejemplos que me gustaron (elegidos entre muchos otros). ¡Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s